14 de septiembre de 2015

Cómo superar la confusión para votar en el Referéndum autonómico


A pocos días del referéndum autonómico estamos harto confundidos. Pero aquí estamos, obligados de nuevo para ir a las urnas por tercera vez en un año. Hago un ejercicio* que le permita a usted elegir su voto (con conciencia, consigna, "objetividad" o como le plazca, total su voto es suyo).

Dicen que el problema es la "socialización" y que pocas personas se han leído el estatuto (si a usted le quedan ganas, vaya a www.yoparticipo.oep.org.bo, elija su departamento en la pestaña "estatutos" y éntrele). Tengo otra idea, la gestación misma del proceso autonómico ha sido muy poco participativo en los departamentos de Occidente y con una tutela política evidente. La gente simplemente no está apropiada del proceso ni siente que le afecte en lo cotidiano.

Digamos que se leyó su estatuto/carta orgánica y hay cosas que le parecen bien y otras que no. Marcando el SÍ aprueba todo y marcando NO rechaza todo. No ha 'medias tintas'.

Si la mayoría elige el SÍ pues ganan los que apoyan esa opción y se aprueban los estatutos. Las cosas que no le parecen del actual pueden ir a reforma según procedimiento -cada uno tiene un mecanismo- pero ahí tiene usted y los suyos que convencer a los que "cortan el queque" en su departamento. Buena suerte.

Si gana el NO pues el TSE le informa a su Asamblea Departamental que tiene que volver a hacer su estatuto. Lo que le deja opciones a usted de que las cosas que no le parecen se vuelvan a discutir, pero, nuevamente, depende de la voluntad política de su Asamblea Departamental -sí, la que usted eligió en marzo pasado, ¿recuerda?- de incluir mecanismos más participativos y escuchas propuestas.

Ahora viene el entrampe. Según las declaraciones de la presidenta del TSE, Katia Uriona, si la cantidad de votos emitidos es menor a las ausencias -muy poco probable porque el voto es obligatorio en Bolivia- el referéndum se anula.

Siguiendo con la presidenta, si los votos nulo y blanco -fíjese, suman nulos y blancos- son más que el SÍ, lo propio, el proceso se anula y se tiene que volver a convocar.

Antes que los opositores se froten las manos, hay mucho campo para la interpretación (como lo dice el vocal Costas, designado por el presidente, en el video-conversatorio virtual más abajo -véase a partir del minuto 52.): se anularía el referéndum pero no el estatuto. Es decir, convocarían a un nuevo referéndum en 120 días, pero, ¿sobre el mismo estatuto o uno nuevo? Si es lo segundo, ¿en 120 días sacarán uno nuevo?

Depositando el voto
Lo que no sucede, estimado lector, es que se sumen blancos, nulos y NO.

Entonces, le queda asumir tres opciones:
  • Si está de acuerdo con las cosas como vienen y el paquete autonómico, vote SÍ
  • Si piensa que esto no está muy bien hecho y se debería reconsiderar, vote NO
  • Si no está convencido de nada, vote Nulo o blanco pero esté consciente que su "victoria" está sujeta a interpretación del TSE.
Antes de ir al vídeo explicativo de los vocales Exeni y Costas, permítame cerrar con una frase de José Luis Exeni: "la máxima garantía de la transparencia del proceso de votación está en mano de los ciudadanos y ciudadanas".



*Es un post de opinión y no de proselitismo por el Sí o por el No. El post se publica en periodo permitido antes del "silencio electoral".

5 comentarios:

  1. Cada vez más pelotudos los del TSE.

    ResponderEliminar
  2. Excelente post. También lo comparto.

    ResponderEliminar
  3. Queda siempre la opción de tener que pedirle a alguien que te cobre el cheque los próximos tre meses.... cada vez vale más la pena.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por sus comentarios. La confusión sigue circulando en los medios. Me parece que lo más sensato es votar SI o NO, que es cerrado y reducido, pero puede ser más concreto que la "falsa suma" entre nulos+blancos o ausentes.
    Comenté también en Twitter otro aspecto, es muy poco probable que el ausentismo supere el 50% porque el voto es obligatorio.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar | Thanks for your comment