24 de mayo de 2013

GVers meeting in Georgia


April was a very exciting month. It began for me in Latvia, later an amazing trip to Georgia, and finally an unexpected return to Bolivia! All for good.

We met wonderful people in Georgia. Our hosts made us feel like part of their own family. They also showed us Georgian customs, talked a lot about their history, took us all around and, of course, treated us with amazing food.

In the streets, Georgians seem to be naturally very friendly, eager to talk to foreigners (when common language is found), and curious about where you come from (rising eyebrows and surprised faces when I said "from Bolivia").

Mirian and I in Tbilisi
I had also the chance to meet in Georgia Mirian Jugheli, a Global Voices colleague. We didn't know each other, we exchanged a few emails prior arrival, after which he kindly showed my wife and I around unusual places in Tbilisi.

We had an enjoyable conversation about many topics: the complexity of issues in Georgia and the Caucasus, the future scenarios for internal displaced people from Abkhazians like himself, the perspectives of journalism and digital activism in the world, and the political shifts/stagnations in Latin America.

Meeting Mirian refreshed the relevance of being part of Global Voices. It is not only about sharing views and commitments, but also making yourself truly feel as part of a global village. Wherever you go, no matter how far it may be, you may find peers.

17 de mayo de 2013

Crecimiento, conectividad y seguridad, los temas de una entrevista por el Día Mundial del Internet




Agradezco al periódico Los Tiempos que me hizo una entrevista a propósito del Día del Internet.

Destaco en ella el crecimiento del uso de internet en Bolivia en los últimos años,  los problemas de mala calidad en conectividad y la brecha digital, así como la deficiente implementación de políticas públicas en lo anterior y en la generación de datos.

También alerto sobre la necesidad de generar mayor conciencia y responsabilidad sobre la privacidad y la seguridad de datos personales en el uso de redes sociales y plataformas web.

A pesar de mi admiración por la profesión, aclaro que no soy periodista. Tampoco investigador en "Redes Sociales", sino que investigo temas de comunicación digital y comunicación política.

Reproduzco a continuación la nota publicada en Los Tiempos.

El ocio, las relaciones interpersonales, la cultura, los negocios, la investigación, el activismo político e incluso actividades ilícitas son algunos de los usos que los bolivianos les dan a las redes sociales. Sin embargo, estos usos pueden ser infinitos.

El periodista e investigador sobre redes sociales, Pablo Rivero, anota que existen pocos estudios sobre el tema y reclama que el Estado, a través del INE, la Adsib o el Viceministerio de Telecomunicaciones “le prestan mínima importancia a la generación de información al respecto, a pesar del exponencial crecimiento del uso de Internet en el país”.


1 de mayo de 2013

Georgia, viaje al corazón del Caúcaso


Nunca pensé ir a Georgia, aquel pequeño país al final de Europa, o al ingreso de Asia.

Pasé un breve tiempo en este maravilloso lugar a los pies de majestuosas montañas, de milenaria historia llena de complejidades, con una cocina sencillamente cautivante y la tradición vitivinícola más antigua del mundo, pero ante todo con gente de gran corazón y abundante hospitalidad.

Aquí comienzo a compartir algunos relatos, fotos y vivencias de este viaje inolvidable.

Con un territorio de 70 mil km2 Georgia se ubica al sur de Rusia, al este de Turquía y Armenia, al lado de Azerbaiyán y no muy lejos de Irán, en el corazón del Caúcaso, aquella estrecha región entre el mar Negro y el mar Caspio.

Muchos confunden su ubicación e incluso pronunciación con un estado norteamericano, suena demasiado occidental para estar donde está, aunque Georgia (საქართველო, en georgiano el país se llama Sakartvelo) conserva su propio idioma, una herencia histórica de miles de años, la influencia del contacto, generalmente violento, entre culturas y grupos étnicos, y una impactante fe religiosa.

Vista de Tbilisi, la capital de Georgia, desde la Catedral Central
De hecho Georgia es un exónimo proveniente de San Jorge, el santo más importante del país, presumiblemente adoptado en el siglo XII. Los georgianos son mayoritariamente cristianos ortodoxos y la religiosidad emparejada a la historia de santos, milagros y lugares sagrados ha permitido reconstruir la identidad nacional, claro está, con conflictos y guerras que aún no están del todo resueltos.

La cosmopolita capital de Georgia, Tbilisi, alberga gentes de todo el caúcaso, Europa, Asia Menor y Medio Oriente. En su casco antiguo conviven de manera pacífica monasterios e iglesias ortodoxas, católicas, mezquitas y sinagogas, muchas  veces a pocas cuadras de distancia.
No es un país europeo -aunque sí bastante occidenta- pero tampoco plenamente Asiático, vive una simbiosis de occidente y oriente en cada rincón de su territorio y por eso se reconoce como el punto de contacto de Eurasia.