30 de junio de 2008

Mujer quechua en las lides del poder

Alguna vez escuché que la extrema pobreza en Latinamérica tiene rostro de mujer indígena. Esto no tiene nada de peyorativo, en todo caso representa una aproximación a las realidades de exclusión, pobreza y violencia, todas ellas tristemente cotidianas en Bolivia.
Sabina Cuellar, mujer quechua, campesina, hasta hace dos años analfabeta y discidente del MAS, partido oficialista de Evo Morales, ha sido electa Prefecta del departamento de Chuquisaca tras una convulsionada elección, en una (ya constante) tensa coyuntura política (clic en los links para ver la noticia en la prensa nacional e internacional).
Con la elección de Cuellar como un ícono interrogativo se relativiza aún más en el proceso simbólico que ha iniciado esta revolución a medias. Una revolución carente de un proyecto de Estado inclusivo, igualitario y ético, simplemente porque se asienta en una sociedad extremadamente compleja, abigarrada y autoritaria que no reporduce ni practica estos valores.
Exito y coraje a Doña Sabina que seguro no la tendrá fácil.

3 comentarios:

  1. no se si coincido con lo de que carece de un programa incluyente...

    creo que si tenia un programa incluyente, pero que quizas se ha ido desvirtuando, tanto por causas internas, como por causas externas. No olvidemos que en Bolivia hay un gran grupo de gente que no quiere pensar en la palabra incluyente, ni tampoco en la redistribucion de poderes....

    el MAS tiene sus cosas, pero de lejos esta cambiando muchas cosas que necesitaban cambiarse, y economicamente, Bolivia no esta mal, si hay inflacion, pero ese es un fenomeno mundial, hay varias inversiones, y lo mejor es que la mediana y pequeña empresa esta creciendo, y mucho.

    en fin... es bastante muy complicado el tema.

    lo de Savina, es tambien complicado... obviamente gano, pero la diferencia no son 20 puntos porcentuales...

    http://www.la-razon.com/versiones/20080630_006319/nota_249_623767.htm

    es mucho menos... y todavia no se tienen los votos de las provincias... asi que cambiara un poco mas, aunque estoy seguro que ella ganara.

    el MAS mete la pata, y mucho... pero el proceso de cambio va a seguir, con o sin el MAS, con o sin evo, eso no lo dudo.

    saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Querido Amigo:

    Está claro lo de Sabina en Chuquisaca. Evo ridiculizó de tal manera el concepto de inclusión sin aterrizarlo en ningún asidero sólido que se quedó no sólo como el símbolo de algo que hasta ahora no se lleva a la práctica por convencimiento, sino también como una lógica revanchista de confrontación que es nuestro idioma cotidiano y nuestro mayor riesgo. Por otro lado, al no haberse convertido en una alternativa ni Evo, ni el MAS, están surgiendo otros liderazgos con cara de indígena, como Sabina, pero que, al igual que Evo, no traen en el fondo una propuesta clara de inclusión. Nos hemos dado cuenta que hasta eso puede ser manipulable.

    En todo caso no deja de convertirse en una alternativa interesante como imagen (igual que Evo), porque si se trata de propuestas...

    Finalmente ganó y no es del MAS, eso es fundamental contra este poder hegemónico que excluye al que piensa diferente, hay que ver que propone el Comité Interinstitucional que es el que está detrás de todo esto...

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo digo que Evo como figura política es que dio origen a este nuevo "paradigma" de indigenismo al poder... antes de él no se había presentado este fenómeno, y lo hizo con o sin un proyecto político de por medio.

    Estoy de acuerdo con el primer comentario, la inclusión se dará con o sin el empuje del MAS y esta mujer e indigena, digamos, represente de dos grupos hasta hace poco relegado de la politica (mujer, indio) es un buen ejemplo.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar | Thanks for your comment