29 de mayo de 2012

construir la marca país de manera colectiva


He dedicado ayer un post al nuevo vídeo Bolivia te espera que circuló por la web. Horas después recibí mensajes de los productores solicitando dar de baja al vídeo en cuestión debido a se había filtrado y no era un producto acabado.

Imagen: Adesigna bajo licencia CC
Atendí el requerimiento de inmediato y quedó la promesa de que el vídeo será puesto a disposición abierta cuando esté listo.

Al margen de cómo o por qué se filtró el vídeo (el cual accedí vía Facebook y YouTube), se me ocurrió que el desafortunado evento podría ser una buena alternativa para construir la marca país de manera colectiva.

Es decir, invitar a expertos en turismo, diseñadores de políticas públicas en tema de servicios, publicistas, estudiantes, productores audiovisuales, comunicólogos/as y otros interesados para aportar con sugerencias, esbozar ideas que reafirmen el concepto deseado pero de manera colaborativa y colectiva, y así lograr ajustes a la propuesta ya trabajada.

Alguien dirá, romántica e ingenua idea ¿No será que ya es hora de poner en práctica real el ejercicio de construcción colectiva más allá de la retórica? El concepto de crowdsourcing [en] se ajusta plenamente y está dando enormes resultados en diversos campos científicos, empresariales, culturales y burocráticos. Véase el ejemplo de Islandia y su constitución.

Se trata de un producto de beneficio colectivo para el país, una identificación de la que todos debemos sentirnos parte, ¿por qué no participar entonces?

La propuesta ya fue enviada a los productores. Me ofrezco a colaborar, ¿alguien más?

9 comentarios:

  1. Querido Payo: a lo largo de los últimos años, he visto al menos 3 iniciativas de construcción de la marca país de Bolivia (seguro que han habido muchas más). Ninguna tuvo éxito, como podemos todos atestiguar. Probablemente, uno de los problemas es que era tarea de un grupo de consultores contratados para el tema y cuya motivación principal era cumplir con el producto para que les paguen por su trabajo pero no necesariamente organizar una movida social para que los y las bolivianas nos apropiemos del proceso. Una lógica de crowdsourcing podría funcionar, probablemente seremos poquitos pero me parece que vale la pena apuntarse para comenzar a activarse. Lindo tener una nueva propuesta de comunidad :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eliana por el comentario. Subrayas algo importante, a pesar de los intentos no se ha logrado un producto que impacte y de resultado.
      Bastante gente ha reaccionado a la idea en Twitter.

      Se debe seguir insistiendo porque el asunto puede ser simple y potente al mismo tiempo. No se trata de "borrón y cuenta nueva", sino de aportar ideas y ajustes a las propuestas ya trabajadas.

      Se me ocurrió comenzar con un grupo en Facebook que lo administre el propio Viceministerio de Turismo y unos #hashtag en Twitter para que la gente comente y aporte a temas específicos, ej. logo, slogan, audio, etc.

      Eliminar
  2. Querido Pablo,

    Demás está decir que me apunto 100% y que la idea me parece apasionante - creo que podemos usar las redes sociales para apalancar una mayor participacion y conseguir mejores ideas para fortalecer el concepto de Marca Pais. Ojala logremos que los que estan llevando adelante la iniciativa escuchen las ideas...

    ResponderEliminar
  3. querido Pablo, para eso debemos tener primero un pais, mientras tanto sera imposible hacer una marca sobre algo que no existe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Andrés por dejar tu comentario.
      Bolivia es un país tan diverso y bello como complejo. En Bolivia nada parece ser sencillo, pero es un país cuya gente no renuncia a tener mejores días.
      Tenemos país, con complejidades y tal vez contradicciones mayores que otros, pero sí lo tenemos.

      Eliminar
  4. Querido Pablo, coincido con Andrés Ortega, la marca país es una promesa, algo intangible y emocional, la imagen país (logo, slogan, spots, etc.) es tangible y concreta. La marca vive en la mente de las personas, la imagen vive en los soportes de comunicación. No hay una manera de construir marca país que no sea colectiva, la imagen sí debe ser construida por especialistas, nuestro problema de fondo para construir marca es que el país es una promesa incumplida (turistas varados, exportadores restringidos, inversionistas expulsados).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mauricio por el comentario y el aporte. Me parece que tu primera precisión es importante y bien puede guiar la precisión en los aportes.

      Más allá de las frecuentes complicaciones que describes y que deben ser parte del debate en las políticas públicas de turismo, industria y comercio, la pregunta es si podemos proponer y materializar una nueva manera de plantear, diseñar y quizá incluso implementar políticas públicas desde la colectividad. No se trata de recibir 10 millones de comentarios y propuestas, eso es inviable, pero al menos dar la opción de que expertos aporten con ideas y los productos sean más robustos.

      El hecho de recibir varios comentarios ya es una prueba que esto es posible, las herramientas están a nuestro alcance. Se requiere una decisión política, una metodología clara y limpia, y la acción desde el ángulo que cada quien pueda aportar.

      Eliminar
  5. Todo los días estamos construyendo de manera colectiva la marca-imagen-país a través de nuestros contenidos (texto, imagen, audio, video, etc), nuestras interacciones digitales en diferentes plataformas (FB, Tw, Pinterest), nuestras conversaciones cara a cara, etc.

    Movilizar el esfuerzo, colaboración y sabiduría colectiva hacia una plataforma que centralice la actividad en diversas redes virtuales y reales es una tarea muy ambiciosa, pero no imposible, que requiere además de un equipo de trabajo que sepa convocar, dinamizar, analizar, etc. la participación de diferentes sectores. Casi, casi utópico...

    Soy amigo de las utopías.

    Abrazo y saludos desde Argentina,

    Pablo S.

    P.D. En todo caso, la creación de campañas de marca-país vía crowdsourcing (digital y offline), no es la única alternativa. También hay casos de éxito en la creación (y apropiación de los ciudadanos + turistas) de más una campaña de imagen-país en la que la intervención de los ciudadanos no fue multitudinaria, sino cuidadosamente controlada (vía diseños muestrales de estudios cuali-cuantitativos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado,
      Es cierto lo que dices, miles (sino millones) de bolivianos/as construimos una marca-país cada día, dentro y fuera del país.
      Coincido que al pensar en la materialización de una idea así, parece todo muy grande y difuso. El asunto es que este tema puede ser un ejemplo, un producto que ofrezca una alternativa a la manera que hasta ahora se diseñan y ejecutan políticas públicas en Bolivia.
      Sería genial si pudieras compartir ejemplos, mirar lo que otros hacen es siempre útil, aprender de los errores e ir moldeando una metodología adecuada.

      Eliminar

Gracias por comentar | Thanks for your comment