25 de febrero de 2011

Latinoamérica: Reiventando la música protesta?

La canción protesta ha acompañado las luchas sociales y políticas al menos en los últimos cinco decenios, apelando a recursos culturales populares para reproducir un mensaje explícito: democracia, justicia social, autodeterminación, igualdad, paz.

A pesar de las democracias, las economías menos caóticas, las reformas estatales o incluso 'las revoluciones democráticas',  los derroteros del pasado no son muy ajenos a los actuales, en la medida que Latinoamérica sigue siendo la región más desigual del planeta, la pobreza sigue afectando a más de la mitad de la población y la violencia aterroriza día a día.

Pero las formas de expresión de la protesta de la juventud, las estéticas del desacuerdo, parecen estar reinventándose en ritmos, retóricas e imágenes más bien suburbanas [no en vano ahora América Latina registra más de 70% población concentrada en ciudades], con tendencias de representación urbano-tribales, y con recursos apelando al 'desorden'. En ello, estoy siguiendo a Calle 13 desde hace algún tiempo.
Calle 13. Foto: www.laprensa.com.ni
Estos músicos irrumpen desde varios frentes de la tradición popular latinoamericana, incluso desde el pop, y están desarrollando paso a paso un discurso musical plagado de formas simbólicas y mecanismos de comunicación con jóvenes sintiendo y viviendo la pobreza, la exclusión, el desempleo, la violencia.

Estuvieron hace dos noches en el Festival de Viña, ciertamente un escenario poco revolucionario, pero cantaron un tema que creo merece escucharse: Latinoamérica.



Viejos ritmos rescatados a través de nuevas estéticas. Voces, sonidos y acentos muy latinos. Viejas protestas y derroteros reinventados en fibras suburbanas pero que siento no se desconectan de la esencia. 

3 comentarios:

  1. Me gustó tu análisis. Estas manifestaciones de arte con alto sentido estético, cultural, social y finalmente político son parte de nuestras culturas mestizas latinoamericanas. Dan gusto ser parte del proceso creativo y re-creativo finalmente, pues yo creo en que no hay nada nuevo bajo el sol.
    Abya Yala (latinoamérica) quiere reencontrarse consigo misma y sólo a través de la expresión artística lo haremos en procesos pacíficos y tolerantes.
    Saludos y qué bueno que los jóvenes estén en este camino.

    ResponderEliminar
  2. Chiaki, muchas gracias por el comentario. Aportas con una característica fundamental latinoamericana, el mestizaje cultural, y la reinvención de medios creativos para reclamar, en voz alta y firme pero con la convicción de la paz, un presente y futuro más inclusivo y verdaderamente solidario.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Se equivocaron también de acompañantes, estos inti historicos son el reciclado derechista del gran Inti illimani.
    Porqué no los invitaron a los de verdad? tal vez prque el festival de viña les teme...

    ResponderEliminar

Gracias por comentar | Thanks for your comment